Arrupe Gondra, Pedro

Bilbao, 14/11/1907 - Roma, 1991.

Nace el 14 de noviembre de 1907 en Bilbao.

En 1918 ingresa en la Congregación Mariana de S. Estanislao de Kostka, "los Kostkas". Pedro Arrupe llegó a ser vicepresidente de los "kostkas".

Después de realizar sus estudios básicos en el colegio de los Escolapios de su ciudad natal, comenzó la carrera de medicina en la universidad de Madrid, estudios que abandonaría en 1927 para entrar en la Compañía de Jesús, en el seminario de Loyola.

Realizados los estudios de filosofía en Oña (Burgos) y luego en Marnesse (Bélgica), estudió teología y psiquiatría en Valenburg (Holanda), donde fue ordenado sacerdote el 30 de julio de 1936. Al año siguiente, se trasladó a Estados Unidos, donde profundizó sus estudios teológicos y desarrolló su apostolado en favor de inmigrantes españoles y sudamericanos.

En 1938 se fue de misionero a Japón, alternando su apostolado con clases de español en la Universidad de Vamaguchi con el desempeño de diversos cargos en el interior de la Compañía: maestro de novicios, procurador de la Misión y primer provincial de los jesuitas en Japón cuando la Misión pasó a ser Provincia. Gracias a su talento organizativo, dio un gran empuje al crecimiento de la Compañía durante su gobierno, así como a la Universidad de Sophia que los jesuitas tienen en Tokio.

EL 6 de agosto de 1945, siendo maestro de novicios en Nagartsuka, pueblo cercano a Hiroshima, fue testigo de la explosión de la primera bomba atómica sobre aquella ciudad, experiencia que recogió en su libro "Yo viví la bomba atómica".

 

En 1950 fue llamado a Roma para informar a Pío XII sobre la marcha de la Misión. El Papa le delegó entonces para visitar en su nombre algunos países como España, Portugal, Estados Unidos y Cuba.

En 1965 fue elegido general de la Compañía de Jesús, en sustitución del belga Jean Baptiste Janssens. En calidad de General de los jesuitas, tomó parte de las sesiones del Concilio Vaticano II, siempre al lado de los sectores más progresistas. Su propuesta de acercamiento a las clases pobres y desheredadas del Tercer Mundo encontró buena acogida por parte del papa Pablo VI.

Con Arrupe a la cabeza, la Compañía adoptó una posición de compromiso social ampliamente correspondida por sus miembros, especialmente en Filipinas, América Central y Brasil, y acogió abiertamente la Teología de la Liberación. Un símbolo de este compromiso por los pobres fue el hecho de abrir para las clases desposeídas los colegios que hasta entonces habían estado destinados a las clases más ricas. Pero, al ser elegido papa Juan Pablo II, la Iglesia católica dio un viraje hacia la derecha y se produjo un distanciamiento no exento de desavenencias entre el papa y el general de la Compañía de Jesús. El puesto preeminente que hasta entonces había ocupado la Compañía en ámbitos eclesiales fue asumido por el Opus Dei.

En 1979, Juan Pablo II expresa públicamente su preocupación sobre la actividad de los jesuitas, "que desconcierta al pueblo de Dios". Al año siguiente, el Padre Arrupe presentó su dimisión, pero el Papa no la admitió y, más bien, propuso alguna modificación en la orientación de la Orden que Arrupe no aceptó.

En 1981, una trombosis cerebral le privó de su capacidad de movilización, motivo por el que Arrupe propuso como su sucesor interino al jesuita estadounidense Vicent O'Keefe; pero esta candidatura fue vetada por el Papa, quien consideraba a dicho candidato demasiado radical.

Imposibilitado y aislado en Roma, con la simpatía, aprecio y testimonio de solidaridad de muchos fieles y miembros de su orden, moría el 5 de febrero de 1991.

 

 

Contacto

Administrador jitm77@msn.com